Correos y las aduanas contratacan

Hoy he recibido un paquete procedente de León con unas tintas de impresora que me hacían falta. Bueno, corrijo, no lo he recibido. Han venido a entregármelo y me he negado a recogerlo.

La razón es que al llegar el repartidor de correos, me ha traido el paquete y me hasta el último segundo no me ha dicho sino que fuera a firmar. Cuando ya estaba con el bolígrafo en ristre para dejar mi rúbrica en el aparatejo que utilizan para confirmar las entregas, me comenta: Para retirarlo TIENES QUE PAGAR 17,94€.

Así, tal cual, sin explicar por qué ni ninguna opción más. Le he preguntado que a que se debia dicho importe, y me ha respondido que se debe al I.G.I.C. y al despacho de aduanas.

En ese momento he pensado en los miles de canarios que por desconocimiento han pagado sin pensar que había otras alternativas, ya que correos no te informa, y le he respondido: En ningún momento he autorizado yo que se despache ninguna mercancía en mi nombre. Tengo derecho al autodespacho.

Automáticamente el repartidor no ha dicho ni mu. Me retira el bolígrafo, y empieza a rellenar un papel de notificación con los datos del paquete, el cual, junto a una copia de la factura y mi DNI, me han servido para tramitar el autodespacho de la forma habitual y pagar los impouestos, que es lo único a lo que estamos obligados por ley.

Y es que aun con la supuesta nueva "normativa" de los paquetes que no pasan de 150€ y blah blah blah (La cual no tengo ni idea ya de si es una leyenda urbana o qué), siguen intentando clavarnos por un servicio que no es tal.

Mañana pasaré por mi oficina habitual a recoger el paquete. Si hay alguna triquiñuela más a la que hacer frente, actualizaré el post.